Una gargantilla especial para una boda

ComparteComparte en TwitterComparteComparteComparte
Gargantilla_Eva_Lamauri

Una gargantilla especial para una boda única

He vuelto a la rutina con un final de vacaciones de cuento de hadas: una boda en la que una novia española agnóstica y poco dada al romanticismo se rindió a un romántico inglés que se le cruzó en el camino hace cuatro años.  Para este especial enlace en el que se unieron tradiciones españolas y anglosajonas, con emotivos discursos en inglés traducidos al castellano y viceversa, elegí un vestido de Adolfo Domínguez, que complementé con una espectacular gargantilla de Lamauri a juego con unos pendientes perfectos. Soy bastante pudorosa para mostrar imágenes mías porque no tengo ese ángel que tenéis algunas y algunos para mirar a la cámara de forma natural y con gracia, pero esta ocasión lo merece, aunque yo siga sintiendo que esa de la imagen no soy yo.

La historia de esta boda es una historia de amor sin más adjetivos: dos chicos que se conocen unas vacaciones, les separan más de 1.000 kms., pero su historia continúa resistiendo la distancia y los inconvenientes del idioma. Se llevan 8 años, él ya está trabajando, ella terminando su carrera. Pasa el tiempo y ellos continúan viéndose cuando pueden y “colgados” de skype. Al finalizar ella sus estudios se plantean vivir juntos, pero nuestro país está inmerso en una crisis que no da opciones. Así que ella deja atrás familia, amigos, recuerdos y se va a buscar su futuro junto al hombre al que ama, aunque ello implique dejar atrás todo lo que conoce.

No ha sido fácil, pero ella es una luchadora nata y ha conseguido desarrollarse profesionalmente para aquello que se había preparado. A ella le bastaba estar con él y trabajar en lo que le gustaba, pero él quería refrendar esa unión y le pidió que se casara con él en España, en su ciudad, con todos los suyos. Así que después de un año de ir y venir, de organizar una boda a distancia, se han casado en un lugar maravilloso, con ingleses y españoles confraternizando entre risas y bailes.

¡Está claro que cuando el amor es de verdad, supera todas las dificultades!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *