Sonia Delaunay, la versatilidad de la creatividad

ComparteComparte en TwitterComparteComparteComparte
Sonia_Delaunay

Sonia Delaunay: arte, diseño y moda

El Museo Thyssen ha programado este verano una interesante exposición sobre Sonia Delaunay. Arte, diseño y moda. Delaunay, pintora y diseñadora francesa (1885-1979), nacida en Ucrania, es representante destacada del “simultaneísmo”, una corriente de vanguardia – creada por Robert y Sonia Delaunay- que utilizaba el contraste simultáneo de colores para expresar la sensación dinámica de la descomposición del movimiento.

Sonia Delaunay tuvo una educación cosmopolita. Recibió estudios de pintura en Alemania y en París, dónde conoció a artistas de vanguardia como Pablo Picasso, Georges Braque o el propio Robert Delaunay, con el que se casaría en 1910 tras divorciarse de su primer esposo, un marchante de arte alemán.

Esta exposición se centra en el período en el que Sonia Delaunay y su familia se establecieron en Madrid, en 1917, ya que la 1ª Guerra Mundial les sorprendió en nuestro país. La exposición se organiza en cuatro apartados cronológicos, ocupando el período madrileño el lugar central de la muestra e incluyendo también las etapas inmediatamente anterior y posterior a su estancia en España.

Esta etapa, de la que ahora se cumplen 100 años, fue decisiva y marcaría todo su desarrollo artístico posterior, ya que, con la revolución rusa de 1917, Sonia dejó de recibir la asignación familiar y hubo de enfocar su actividad hacia terrenos que le supusieran unos ingresos. En la capital española comenzó sus colaboraciones con las artes escénicas, además de inaugurar una boutique, “Casa Sonia”, en la que vendía sus creaciones de moda y de decoración. Sonia Delaunay consideraba la moda o la decoración de interiores “un trabajo noble, tan noble como una naturaleza muerta o un autorretrato”.

Merecido reconocimiento a una artista versátil, adelantada a su tiempo, emprendedora, que supo entender las artes aplicadas como parte de la expresión artística, que plasmaba en la moda las necesidades reales de una mujer moderna, que ya no estaba sujeta a constreñidos corsés y  se incorporaba a un mundo laboral y social en el que antes no participaba.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *