Envueltos en un chal de lana

ComparteComparte en TwitterComparteComparteComparte
Punto_Otoño

Un amor puede ser como chales de suave lana sobre piñas secas

Casi 23 años después de un día de Santa Teresa, un 15 de octubre, te reconozco en estos chales de lana cálida y suave, sobre una base de duras y secas piñas porque nuestra historia juntos se ha construido sobre unos cimientos, tal vez poco delicados, que duelen cuando te sientas sobre ellos, que arañan de cuando en cuando, que abren grietas en la piel que se curan con mucho cuidado y gran paciencia. Sin embargo, estos cimientos son consistentes, cubiertos por un tejido acogedor y delicado.

Este tiempo bien merece la entregada ofrenda de un corazón convencido a un amor con años cumplidos. Aprovecho para confesarte, con la excusa de una fecha, que eres mi dios, mi veneno, mis promesas, mi futuro, mis pies en la tierra, mi paño de lágrimas, mi copa de la felicidad, mi locura, mi deseo.

Sabes, estos años de amor no caben en una sonrisa, ni en una lágrima, ni siquiera en una esquina de esa varita mágica que esconde siempre la vida. Son veinte leguas de fuego avivadas con recuerdos, que se funden en caricias, en noches níveas, en días negros.

Son más de veinte corrientes de aire, huracanes de silencios, compases de suaves brisas, vientos que mueven deprisa los gozos y los lamentos de dos almas decididas. Son corrientes de agua que despiertan mares, que atraviesan islas, que arrastran monótonas pausas de los eternos lances de dos que comparten pista.

Son veintitantos puñados de tierra abonados con paciencia, regados de ramas nuevas, de inesperadas desdichas que refuerzan esas cepas, manteniéndolas erguidas. Y sí, hoy brindo por los dos, por los años de ternura, de tedio sin prisas, de sexo sin pausas, de posibilidades, de sueños, de riñas, de besos, de llantos, de risas, de viajes en el tiempo, de caminar hacia delante siempre a tu lado, siempre de tu mano.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *